Visión

Nuestra visión es simple; se trata de TRABAJAR DIGNAMENTE y lograr un desarrollo de acuerdo a nuestras capacidades intelectuales, las cuales no son menores.

El graduado universitario, hasta el momento de  “salir de esa fabrica” de recursos humanos calificados, llamada “Universidad”, vive básicamente “dos realidades”;

a) La realidad del éxito – haberse recibido- y lo que ello potencialmente significa, que es una gran alegría que luego trasmuta a hecho disruptivo o trauma. En ese sentido, nuestros proyectos de CTPU, al menos permiten generar “un puente de seguridad y contención no traumática”, que permita un desarrollo armónico

b) La realidad de lo que “imagino” mientras estudiaba, la cual generalmente “para la mayoría de los graduados”, en un país Sudamericano, NO COINCIDE, con la esperanza que se incubo, en los años estudiantiles.  A esa realidad, la llamamos “realidad social o de mercado”

Se trata de la “realidad del trabajo y de ganar un sustento” en dinero, no solo para mantener una familia, sino para “autosustentarse” uno mismo.

En Argentina, tan solo, somos un promedio de 1.200.000 graduados universitarios, una minoría del 20% aproximado, vive en plenitud su “autosustentación y desarrollo”, pero una mayoría promedio del 80%, vive situaciones laborales, verdaderamente degradantes.

Ese ochenta por ciento promedio, que tiene dificultades para satisfacer sus necesidades y aspiraciones alcanza a unos 960.000 graduados.

Este es el núcleo del diagnostico o visión, de lo que entendemos por “realidad social de los graduados universitarios”.

Diagnósticos y Tratamientos:

Pero no se trata tan solo de “diagnosticar esa realidad o síntomas”, sino también se trata de GENERAR los tratamientos o métodos para cambiar esa realidad, que hoy por hoy, resulta negativa.

Ese “tratamiento”, consiste en generar, UNA NUEVA FORMA DE TRABAJAR en el ambiente de los graduados universitarios. Esa “nueva forma de trabajar” que trae muchos beneficios, se llama Cooperativas de Trabajo de Profesionales Universitarios.

Que en resumen, se puede señalar que se trata de generar “equipos asociativos, en base a una estructura departamental, que suprima los gastos fijos de la profesión y aumente las potencialidades del desarrollo, todo ello, articulado a los principios y valores del cooperativismo” ( ver ventana de estructura)

Para entender dicho resumen, hay que comprender la “realidad social de los graduados”, la cual también esta atravesada por las inquietudes, necesidades y aspiraciones, del resto de la sociedad, para ello, examinaremos las mismas básicamente, no teniendo en cuenta a una determinada profesión, sino a todas en general.

 Conforme lo expuesto, a cualquier graduado universitario, le comprende las “generales de la ley” o sea las siguientes inquietudes, lógicas y normales para cualquier ciudadano, o sea las visiones que hacen al trabajo, a los ingresos que el mismo reporta y a la necesidad de constituir, mantener y desarrollar una familia a lo largo del ciclo vital pertinente.

El profesional universitario, tiene exactamente las mismas necesidades, problemas y vicisitudes que cualquier familia. Algo que muchas veces se olvida o no se tiene en cuenta

 

Si esta es la visión “general”  de cualquier ser humano,  entonces el graduado universitario, por el solo hecho de vivir en sociedad y no en una caja de cristal y/o en una isla paradisiaca,  también participa de esas problemáticas y de sus soluciones, veamos:

N°1. NECESIDADES y ASPIRACIONES.

En primer lugar, cabe aclarar que todo graduado universitario, mas allá de su titulo y su preparación académica, también  es UN SER HUMANO común y corriente (o sea de carne y hueso)  y como tal tiene derecho a tener familia y satisfacer sus necesidades (tanto de alimentos como sociales) y,  en función del principio de satisfacción y no del lucro o expansiones del principio del capital.

En ese sentido, el índice 53 NABS, (ver significado) es nuestra base filosófica y la que motiva nuestra conducta laboral.

¿Por qué constituye nuestra preocupación?.

Es muy simple, en nuestro país e incluso en Sudamérica, un gran porcentaje de graduados universitarios y ya sea al principio de la carrera, al medio o incluso al final de la misma, no pueden “satisfacer” plenamente lo que se denomina C.B.A. (canasta básica alimentaria), puedes buscar en internet cual es el costo “actual” de la misma, luego está la denominada C.B.T.  (canasta básica total) esta es la que nos señala cuánto dinero se necesita para mantener una familia tipo (matrimonio y dos hijos)  la cual resulta inalcanzable para un gran porcentaje de profesionales.

Si bien la mayoría de los ciudadanos, “piensan o consideran”, que por el hecho de ser profesionales universitarios, ya sea Ingeniero, Arquitecto, Contador, Abogado, Medico, etc, dicha categoría nos ubica inmediatamente como privilegiados, lo cual no es así, existen profesionales con años o década de experiencia, que tienen ingresos menores a los de un empleado o chofer de camiones.

Que seamos  “privilegiados culturales o sociales”, por el hecho de tener un título universitario, consideramos que no cabe duda de ello.

Pero el hecho de ser un “privilegiado cultural o social”, no te convierte para nada, en ser un “privilegiado económico”, por la sencilla razón de que no son pocos los que no pueden autosostener una C.B.T. y algunos ni siquiera la de naturaleza alimentaria o sea la C.B.A. La principal raiz de todo ello, esta en el “modo de organizar nuestras fuentes de trabajo”

Consideramos que si nos organizamos a través de un esquema de CTPU, podremos potenciar tanto nuestros ahorros, como nuestros ingresos.

 

N°2. EL TRABAJO. 

Se plantean en el sistema económico social, tres opciones laborales básicas para cualquier ser humano;

a) la opción independiente o autónoma
b) la opción empleado
c) la opción asociativa o cooperativa.

Por sus innumerables ventajas, decidimos trabajar por la opción c)  (ver ventana de ventajas)

 

N°3. CUESTIONES SOCIALES y CULTURALES

Con respecto a estas cuestiones que constituyen todo un abanico de escenarios, cabe señalar que en la república Argentina, existen aproximadamente unas 100 universidades, contando tanto las públicas como las entidades privadas.

En ellas, existen cientos de miles de estudiantes universitarios.

Momento en la vida de gran alegria y de sentirse “ganadores e invencibles”. Es logico y aceptable, fueron mas de 20 años de estudio

Cuando se está dentro de las universidades, la visión del mundo profesional es para los estudiantes bastante ingenuo, no porque ellos lo sean, al contrario, sino por la dinámica de estar estudiando y darle más prioridad al tema académico, como resulta obvio y lógico.

Es recién al egresar de la universidad,  cuando se comienza a palpar la verdadera realidad del sistema, más precisamente cuando ya se terminaron los festejos en la colación de grados, las ceremonias de juramento, la fiesta familiar y con amigos, etc. a las pocas semanas o meses de esos hechos, comienza “la otra realidad”, la cual nosotros ya conocemos muy bien, y es la que fundamenta nuestra existencia.

Comienzan los verdaderos problemas, ahora rendir una materia, es un juego de chicos, ganarse la “vida”, posicionarse y lograr un desarrollo digno, es un desafio muy grande,“para uno solo”,  en una sociedad de dobles, triples o cuatriples discursos

 

Más aún, muchos estudiantes universitarios, hoy  “están viendo” esa realidad “pos universitaria” y sin dignas opciones laborales, ello en función del interactuar en Internet, lo cual lleva a que no sean pocos los que abandonen sus estudios.

Tratamos de mostrarnos nosotros, como una opción nueva y positiva, más allá de los paradigmas en  ingresos económicos, o el exhibicionismo consumista y la lujuria de la vanidad, con las cuales “el sistema”, pretende encantarnos, por el solo hecho de ser “privilegiados culturales y sociales”

Pretendemos mostrar e incentivar a todos los graduados universitarios, que  ellos,  pueden tener sus propias empresas, y trabajar en mediano o grandes equipos asociativos, en forma articulada no solo con los colegios profesionales, sino también con las universidades.

Allí consideramos que la opción laboral cooperativista, por el momento es minoritaria, predominando en el sector, los profesionales empleados ya sean de carácter público o privado y  los profesionales que trabajan en pequeñas sociedades cuyo formato principal es el capital. (pequeñas S.R.L. o S.A.)

Dentro de estos esquemas,   muchas veces tienen que abandonar su profesión para transformarse en empresarios de tiempo completo, algo que no sucede en nuestra estructura cooperativa.

 

Cantidad de graduados universitarios y realidad social

Consideramos a titulo de hipótesis y de promedios, que de la cifra de 1.200.000 profesionales universitarios que posee “en promedio”, la república Argentina, por aplicación de la formula neofeudal financiera y asimétrica del 80/20  –  20/80 que se despliega a lo largo y ancho de Sudamérica, también le es aplicable a este sector, de similar manera que se  aplica a la producción, la industria, el comercio.

Siendo los profesionales universitarios, del llamado sector servicios, es indudable que no escapa a las leyes de infraestructura del sistema economico.

 Cabe estimar, dentro de ese contexto,  que nos daría como resultado un 80% de profesionales con dificultades, por lo cual estaríamos, a “grosso modo”,  en una cifra estimada en 960.000 universitarios, con gran capacidad ociosa y en permanente estado de degradación sistémica.

 

Profesionales con necesidades satisfechas (minoría sistémica)

Por otro lado, habría unos 240.000 profesionales, que responden a los paradigmas de satisfacción y quizás mucho mas, la de la sobresatisfaccion y quizás lujuria, que la sociedad en general,  lamentablemente tiene como “estereotipo justificador o valido”, para todo el segmento o sea los 1.200.000 graduados

 

 

Las CTPU y el MNU  (Contención y Potenciación)

Al generarse las CTPU, y especialmente la estructura de  M.N.U, allí ya tendríamos para la absoluta mayoría de los graduados  y como mínimo 3 contenciones cooperativistas, basadas en el esfuerzo propio y la ayuda mutua, a saber:

 1) Contención económica 

2) Contención social

 3) Contención cultural.

( ver ventajas del modelo cooperativo)

Es obvio, que como pequeños grupos cooperativos que hoy somos, no podemos en el mundo de las aspiraciones y deseos, pretender ser “ejemplo o paradigma de solución” de la problemática sistémica de casi un 1.000.000 de profesionales universitarios.

El camino a seguir

Pero si podemos aspirar y de hecho lo tomamos muy en serio, a indicar un camino, a sugerir una opción, a compartir experiencia y  tratar de llegar a aglutinar en formatos cooperativos a no menos de 150.000,  o 250.000 de ellos, a través de la posibilidad de generar un proceso exponencial o “viral”, desde este sitio web,  lo cual debemos hacerlo a través no solo del ejemplo, sino de generar decenas de redes cooperativas, que permitan dar “el salto cualitativo”, que todos están esperando, no solo para poder satisfacer una digna C.B.A.  sino también la C.B.T. que hace a nuestra necesidades y a nuestra condición de “privilegiados culturales y sociales”.

El trabajar solo o en pequeños grupos vulnerables, complica la existencia y el desarrollo del profesional, trabajar en CTPU, con un promedio de 60 a 150 integrantes, a traves del “modo de producción de proyectos”,  es lo deseable y potenciador

 

 

 

 

 

Es por ello importante compartir y difundir experiencias, para que este marco tecnológico, e Internet mediante,  nos ayude y ayude a su vez  a superar las barreras y obstáculos que surgen en el camino.

Las CTPU  pueden solucionar, (vía cálculos probabilísticos) la problemática de la absoluta mayoría de los profesionales universitarios, sean de Argentina, Sudamérica, España o cualquier otro país, pero consideramos que ello solo se puede dar a través de Políticas de Estado, que tengan a bien considerar el beneficio que estas CTPU significan no solo para los profesionales, sino también para la sociedad incluyendo al Estado.