Ventajas

 

El proyecto  o formato de CTPU, que presentamos a consideración de nuestros colegas, cualquiera sea su lugar de residencia o país, tiene 3 grandes ventajas enunciativas o básicas,  para el ejercicio de nuestras profesiones universitarias cualquiera sea el campo de actuación, ellas son, económicas, intelectuales y sociales.

Estas tres ventajas, no son tan solo propias de las CTPU, sino de todas las cooperativas, cuando su cantidad de integrantes supera el mínimo de 30 socios y/o asociados. (Este mínimo no es legal, sino doctrinario, o sea son viables también cooperativas de menor tamaño)

Obvio es, que en cada cooperativa, las tres ventajas se manifestaran en mayor o menor grado, pero que las mismas estarán presentes de ello no hay dudas, por la naturaleza misma de la entidad.

 

En el caso de las CTPU, la estructura llamada M.N.U. (Ver en este sitio web) presenta un singular interés de carácter cultural, dado que la “materia prima” del profesional universitario, es el conocimiento o ciencias.

Veamos entonces, esas tres principales e indiscutibles ventajas del modelo cooperativo, adaptado en este caso,  a las CTPU

 

1. ECONÓMICAS

 1.1 Menor costo operativo en el ejercicio de la profesión.  

Conforme se expreso, en la sección de estructuras, en la primera etapa, es muy importante tener un inmueble o local donde comenzar a ejercer la profesión y ello representa al comienzo de la carrera universitaria, un gran obstáculo en el inicio de la misma.

Pues bien, al ser un mínimo de 30 integrantes, esa adversidad u obstáculo, deja de ser tal.

Ello es así, porque en dicho proyecto,  alquilar una vivienda grande o un gran salón, donde podamos tener cada uno de nosotros, nuestro propio espacio físico o compartir algún espacio en forma rotativa, es algo perfectamente factible, y en donde los costos se amortizan entre todos, es decir algo que debe ser contemplado al fijar la cuota mensual.

Ello permite reducir los costos en forma significativa e incluso neutralizarlos.

En el caso de las cooperativas de profesionales médicos o químicos, o similares, la mayoría de las veces es imprescindible este asociativismo, atento el valor de los equipamientos  e infraestructuras mínimas  necesarias para el desarrollo de la profesión.

1.2 Rapidez al tomar decisiones (trabajo individual o grupal)

Se dice, que “el tiempo vale oro”, pues bien, CUANDO EL EQUIPO DE TRABAJO, (estructura central), esta debidamente capacitado, la toma de decisiones es inmediata, ahorrando grandes cantidad de tiempo.

 El trabajo grupa¡, de una forma ordenada,  por especializaciones y con jerarquías rotativas, sin duda alguna que supera en mucho al trabajo solitario, y mucho mas aun, cuando se esta en un escenario social, desfavorable, como ocurre en casi todos los países de Sudamérica y/o el llamado tercer mundo, donde reside más del 90% de la población mundial.

En estos casos, el tiempo y su correspondiente o correcta inversión personal, también se expresa económicamente y no es un tema menor, al considerar el “ciclo vital” del profesional universitario, que por sus características normalmente posterga dicho ciclo vital, en aras de obtener el titulo universitario.

1.3 Posibilidad de ejercer en una determinada especialidad

 La estructura o escala que tenemos prevista, en los proyectos  (Departamentalizada), es justamente para que cada profesional, puede ejercer en una, dos o tres especialidades, al menor costo posible, ello cambiaría la actual situación, donde los graduados universitarios en general, muchas veces tenemos que trabajar, tratar o asesorar a nuestros clientes, en distintas funciones  del campo del conocimiento.

En el mundo laboral de los graduados universitarios, la realidad suele ser compleja, y normalmente termina desbordando al profesional que trabaja en forma solitaria, ello es así, dado que no son pocas las   situaciones inesperadas o complejas, que se presentan en forma diaria y que no esta a nuestro alcance poder resolver.

Por lo tanto el trabajo en equipo disminuye estos riesgos, todo lo cual se traduce en ahorros económicos, que si bien no son visibles de manera  directa, se pueden detectar y calcular por vía de inferencia o formas indirectas.

 

1.4  Dedicación de tiempo completo o parcial 

Una apreciable cantidad de profesionales universitarios, trabajan en relación de dependencia, donde el salario, suele ser generalmente insatisfactorio, combinando ese trabajo, con el trabajar en una estructura de CTPU, (conforme nuestro proyecto cooperativo), les permitiría a dichos profesionales, acrecentar sus ingresos, trabajando de manera parcial.

En cuanto a los profesionales que se dedican a su profesión de forma completa, también les resulta muy ventajoso, toda vez que estarán rodeados de colegas en todas las especialidades, del campo científico que abarca su carrera profesional.

 

1.5   Estabilidad y presencia laboral, en tiempo y espacio 

El proyecto de CTPU, que presentamos a la consideración y a la construcción, para Argentina, o cualquier país de Sudamérica o del mundo, no posee ni empleadores ni empleados, es decir que somos asociados y/o socios, lo cual garantiza nuestra estabilidad.

Ello es una ventaja económica inapreciable, dado que al trabajar en forma solitaria o en grupos muy reducidos, siempre se tiene un “piso y un techo de ingresos monetarios”, que estará siempre subordinado a la estructura de escala, con la que se trabaje.

A los profesionales asalariados en virtud de la relación de dependencia, se les genera un problema de permanente “insatisfacción” y a los que actúan en forma solitaria, no solamente les pasa lo mismo, sino que su actuar solitario o en grupos muy reducidos, los lleva a un permanente estrés, que muchas veces no justifica el ingreso obtenido en esas circunstancias. A su vez, la subordinación económica, técnica y jurídica, que genera la relación de dependencia, muchas veces degrada la capacidad de desarrollarse intelectualmente, estas situaciones negativas, no se encuentran en las estructuras recomendadas  para las CTPU, todo lo cual significa también ventajas económicas.

 

1.6  Distribución de excedentes (ganancias) de acuerdo a la importancia y proporcionalidad del aporte laboral efectuado.

Muchas personas, al no tener la menor idea de ¿Cómo es una cooperativa de trabajo?, consideran que en la misma, la distribución de la “ganancia o excedente” , se realiza de forma igualitaria, según la cantidad de asociados que tenga la misma.

Ello no es así, ya sea desde el punto de vista legal o desde la doctrina. El criterio que siempre estuvo vigente, es que la distribución de ingresos  SEA PROPORCIONAL AL TRABAJO EFECTUADO.

La distribución igualitaria, solo se plantea en algunos casos, donde no existe diversidad de especialidades y en otros casos especiales, donde no existen categorizaciones laborales. Ejemplo si existiera una cooperativa, cuya única actividad fuera fabricas sillas o mesas, y esta fuera a través de una linea de ensamblado, es obvio que la distribución seria igualitaria conforme la carga horaria aportada.

Pero este no es el caso de las profesiones universitarias, donde se trabaja en distintas especialidades (materias) y con complejidades distintas y de trato personalizado, con los clientes.

Por lo tanto la distribución de los ingresos, dentro de nuestro proyecto de cooperativas NO ES IGUALITARIO, tal como algunos pueden llegar a pensar, sino de CARÁCTER PROPORCIONAL AL TRABAJO POR CADA UNO EFECTUADO y conforme especialización. En la república Argentina, ello es así, conforme lo establece la ley 20.337.

Por lo tanto, ello también constituye una ventaja económica, del  modelo cooperativo propuesto.

 

2. INTELECTUALES

  2.1 Trabajo en equipos multidisciplinarios

 No cabe la menor de las dudas, que poder tener a disposición en un mismo lugar, o a través de redes de profesionales, a prácticamente todas las incumbencias de la profesión, constituye no solo una cuestión económica, sino también un desarrollo y potenciación intelectual, difícil de apreciar en términos económicos.

Esta clara ventaja, para el sector de los profesionales universitarios, se encuentra plenamente desarrollada en el capitulo Nº 21, del libro La Humanidad….”, el cual se puede descargar gratuitamente del sitio web; www.librolahumanidad.com.ar

2.2 Cursos y seminarios de perfeccionamiento profesional en forma permanente y por especialidad.

Esto permite que a partir de la solidaridad cooperativa y proactiva, podamos ejercer nuestra profesión, en un ambiente donde el intercambio de conocimientos, respuestas a dudas e inquietudes, nuevos aprendizajes, y  a través de cursos y seminarios realizados por nuestra parte, sea un eje de actividad, que no tendríamos en otros ámbitos laborales, mucho menos aun, en aquellos vinculados a las estructuras con relación de dependencia e incluso con respecto a las estructuras estatales.

2.3  Publicación y difusión, de los mejores trabajos presentados en la cooperativa. 

 Al ser nosotros  los socios o copropietarios de la empresa cooperativa, a través de una serie de selecciones, iremos publicando en revistas propias y/o de futuras federaciones de CTPU, los mejores trabajos o artículos de nuestros socios y/o asociados, e incluso podrán figurar en los sitios web que cada cooperativa de primer grado posea, allí en la sección artículos, todo lo cual potenciara la sinergia intelectual, no solo en la cooperativa de primer grado, sino hacia la sociedad en general y las federaciones o distintos organismos en particular.

La cooperativa de primer grado, debería hacer funcionar a través de su estructura administrativa, las inscripciones pertinentes, para asegurar los derechos intelectuales o de autor de casa socio, todo lo cual es una garantía de transparencia, mucho más cuando se generan innovaciones de distintos tipos.

2.4 Asistencia a seminarios y congresos 

A un profesional, que trabaje en forma independiente o solitaria, e incluso en relación de dependencia sea en el sector privado o publico,  le cuesta mucho poder concurrir a seminarios o congresos, distinta es la situación, cuando se trabaja en equipos cooperativos, toda vez que potencian las posibilidades u oportunidades de acceder a dichos congresos, no solo a través del MNU, sino del solo hecho de que el asociado, es quien autogestiona de la manera más eficaz sus horarios de trabajo.

 

 3. SOCIALES

 

3.1 Mayor dinámica en el desarrollo de relaciones sociales.  

De esta situación no caben dudas, toda vez que la masa critica que se genera, a partir de los 30 integrantes de la primer etapa de la estructura,  por su sola definición la genera.

3.2 Proyección social y profesional hacia niveles provinciales y nacionales.  

Una cantidad de asociados, tal cual se tiene previsto, sin duda que permitirá tomar trabajos en escala, que serían difíciles de tomar trabajando en forma solitaria o independiente.

Mucho mayor desarrollo se lograra, trabajando en redes cooperativas, ya sea en una misma ciudad, provincia o país, he incluso a nivel internacional, todo ello dependiendo del grado de consolidación y posibilidad de expansión de dicha red.

 

3.3  Mayor confianza. 

 Vivimos en una sociedad, donde el profesional ya sea que trabaje subordinado a la relación de dependencia o que trabaje en forma independiente y en virtud de las complejidades que dicha sociedad posee, le cuesta generar confianza hacia su cliente.

En cambio en las CTPU, que difundimos, el hecho que genera confianza es distinto, dado que al existir ante la visión y percepción del cliente, un equipo o grupo de trabajo multidisciplinario, organizado en forma departamentalizada, con permanente capacitación, de bajos costos, y atención personalizado directa, sin duda que genera mayor confianza de los clientes, primero hacia la estructura misma, dado que no es de tipo capitalista y en segundo lugar hacia el profesional que la integra y teniendo como referencia básica, los principios y valores del cooperativismo, dado que todo estructura empresaria, se define por sus fines y valores.